A pesar de que su periodo de administración debió de haber culminado hace años, la delegada de la Cruz Roja Comitán, Socorro de Jesús Román Figueroa continúa viviendo de los ingresos de la institución.

Evitando que nuevas generaciones ocupen el cargo de delegado, la funcionaria “voluntaria” continúa en el poder de la benemérita institución, pues lleva casi una década en el cargo, directa e indirectamente. 

Y es que Socorro Román se ha negado a dejar el puesto, pues ha encontrado en la Cruz Roja una “mina de oro”, al grado de vivir de los ingresos y aportaciones de la institución, con sede en la 5ta Norte de Comitán. 

Los actos de corrupción y presunto desvío de recursos han sido solapados por los altos mandos de la Cruz Roja, directamente desde la Sede Estatal.

La funcionaria ahora tiene carro del año, le ha pagado operaciones estéticas a sus hijas, y es ella quien controla la situación financiera de la delegación, logrando desaparecer cerca de 200 mil pesos cuyas auditorías no han sido reveladas en el estado.

Es por ello que en la propia delegación han nombrado una comitiva, para interponer los hechos ante la sede nacional, y se espera además que autoridades de procuración de justicia también investiguen el caso. 

Elías Bravo / Chiapas Sin Censura