Federico Montejo, delincuente protegido por el gobierno

Foto: Cortesía

El lavadero más grande La Frailesca se llama Rancho Llano Alto, y es propiedad del Federico Montejo Camacho, ex director de Obras Públicas del municipio de Tila.

Este emporio ganadero fue levantado de la noche a la mañana por el exfuncionario, ahí se encuentran cientos de millones de pesos provenientes de las arcas públicas de un municipio hundido en la marginación y la pobreza.

Ganado, especies exóticas, maquinaria, infraestructura tecnológica y autos de lujo desfilan en este lugar que se asemeja a los lujosos ranchos de delincuentes.

Federico Montejo Camacho, también conocido como “el inge” o “el doctor”, pretende ahora encabezar el saqueo al municipio de Villaflores, para lo cual busca ser candidato a la presidencia de este municipio.

Toño Aldeco de Bandamax y hasta docentes e investigadores de la Unach, desfilan en la nómina de Montejo Camacho, quien también es investigado por asociación delictuosa.

Sin embargo, su impunidad es tal que hasta la fecha, ninguna autoridad ha ido a fondo en este caso de grave corrupción y enriquecimiento ilícito.

Con la protección de funcionarios del gabinete estatal y también de periodistas, Federico Montejo se perfila como el Javier Duarte de Chiapas, mientras en Tila, municipio que saqueó a su antojo, la gente enfrenta el hambre y la carencia de apoyos gubernamentales.

Elías Bravo / Chiapas Sin Censura